Santi Calderón: “Queremos que la afición se vaya con un buen sabor de boca y que sepa que hemos estado peleando por dejar al San Pedro en una buena posición”

Último partido de la temporada con un único objetivo: “queremos que la afición se vaya con un buen sabor de boca y que sepa que hemos estado todo el año peleando por dejar al San Pedro en una buena posición”, así lo explicó, Santi Calderón, preparador físico que ha comparecido para analizar la actualidad del equipo ante la ausencia de Boris por enfermedad.

“Esperemos que sea un encuentro en el que por ser el último entreguemos todo lo que hemos ido trabajando todo el año y que la gente esté a la altura del último partido en casa”, explicó Calderón, quien añadió que “la gente está con mucha ilusión por haber hecho el año que hemos hecho, por cómo hemos competido y con la ilusión de terminar el domingo con buen pie”.

Enfrente tendrá a un gran rival que ha ido creciendo a lo largo de la temporada y que llega al final de liga a un gran nivel, “el Rincón es un equipo bastante duro, que se emplea fuerte a nivel de intensidad, ya el partido en el que jugamos con ellos en casa fue duro y van a estar en la misma dinámica”.

“Tememos mucho de su centro del campo hacia arriba, tienen jugadores muy rápidos y habilidosos y ahí es donde tenemos que hacer hincapié”.

Un encuentro en el que los rojinegros lo darán todo por conseguir la victoria y en el que habrá que trabajar para que no suceda lo que en la ida, en la que se dejó escapar el empate en los últimos instantes del partido, “tuvimos un partido bastante intenso y en una jugada aislada al final perdimos el partido, esperamos que no vuelva a pasar”.

Para ello, el trabajo de la U.D. San Pedro pasa por “tener las líneas bien cerradas, trabajar todo el equipo a la vez, trabajar juntos y, sobre todo, algo que nos está faltando en estos últimos partidos que es meterle un poquito más de intensidad a los partidos”, analizó el técnico.

Un último encuentro en el que, pese a la mala racha encadenada después de conseguir la salvación matemática, los rojinegros esperan poner el broche de oro a una campaña difícil, en la que ha habido un grupo con rivales de gran nivel y en el que la apuesta del inicio de temporada fue por jugadores jóvenes y de los alrededores.

“Esperamos que llegue el domingo y terminar el año con una victoria, nos lo merecemos, se lo merece la afición y se lo merece el club”, concluyó Santi.

Un proyecto por el que pocos apostaban pero que ha terminado dando resultado gracias al esfuerzo y dedicación tanto del equipo como de cuerpo técnico y directiva, un club en el que todos trabajan a una para conseguir sacar a la U.D. San Pedro hacia adelante, una unión que es motivo de orgullo y del que presumen todos sus integrantes.