La Junta y los comerciantes sensibilizarán a la ciudadanía sobre la importancia de eliminar las bolsas de plástico

El consejero de Medio Ambiente, José Juan Díaz Trillo, ha presentado en Huelva el Plan Integral para la implantación del uso responsable de ecobolsas y otras buenas prácticas medioambientales en el sector comercial, una iniciativa elaborada en colaboración con la Confederación Empresarial del Comercio de Andalucía (CECA). El presidente de esta entidad, Manuel García-Izquierdo Parralo, también ha asistido al acto de presentación. El plan persigue contribuir a la reducción de los residuos de bolsas comerciales de un solo uso, con una vigencia de ocho meses y un presupuesto conjunto de 48.750 euros.

Según el consejero, el objetivo general del proyecto es promover la sensibilización ambiental en el pequeño comercio y reducir el consumo de bolsas de plástico no biodegradables. Para ello, se desarrollarán cuatro acciones principales: una campaña itinerante en 16 áreas comerciales andaluzas mediante stands informativos, la elaboración de abundante material divulgativo, la celebración de una jornada de presentación de resultados, y la creación de un portal web.

Díaz Trillo ha recordado que los pequeños comercios distribuyen aproximadamente el 60% de las bolsas de plástico, por lo que se ha calculado que el programa tendrá un impacto potencial sobre el 80% de la población andaluza, circunstancia en la que juegan un papel importante los 30.000 asociados de la CECA.

Por otro lado, el responsable andaluz de Medio Ambiente ha asegurado que su departamento tiene la intención de seguir colaborando con consumidores, empresarios y usuarios mediante campañas similares destinadas a disminuir los residuos. Todo ello en el marco de las recomendaciones del Plan Nacional Integrado de Residuos, que prevé la progresiva sustitución de plásticos no biodegradables desde 2010. En este sentido, la Junta aprobará próximamente diversas líneas de subvención para estas asociaciones por valor de 150.000 euros.

El consejero también ha destacado la próxima entrada en vigor en Andalucía de un impuesto progresivo que alcanzará los 10 céntimos para todo tipo de bolsas de plástico de un solo uso, gravamen cuya aprobación se ha retrasado para propiciar el diálogo con los comerciantes y disminuir el posible impacto económico sobre el comercio. Díaz Trillo ha dicho que esta iniciativa se apoya en las competencias transferidas a las comunidades autónomas a la hora de regular los llamados ‘impuestos ecológicos’ (el de las bolsas de plástico, entre otros), y ha enfatizado que la medida no tiene un carácter recaudatorio, sino disuasorio, al tiempo que fomentará la búsqueda de alternativas a las tradicionales bolsas e incentivará el uso de productos más compatibles con la protección del medio ambiente y el reciclaje.

Normativa similar

En este orden de cosas, el titular andaluz ha señalado que la normativa andaluza es muy similar a la ya aplicada en países como Malta o Irlanda. En este último país, ha recordado Díaz Trillo que un impuesto de 15 céntimos ha logrado desde 2002 una reducción del 90% en el uso de bolsas y del 95% en la generación de este tipo de residuos.

Siguiendo con la apuesta realizada por la Administración andaluza para acabar con el uso de bolsas de plástico de un solo uso, ha manifestado que el Plan Director Territorial de Gestión de Residuos No Peligrosos de Andalucía (2010-2019) establece como objetivo a partir de 2010 una disminución del 50% respecto a 2008 en la producción de estos elementos. Este mismo documento persigue la sustitución progresiva de plásticos no biodegradables, de forma que las bolsas biodegradables supongan en 2012 el 25% del total fabricado, el 40% en 2015, y el 50% en 2019. En cuanto a toneladas de residuos de envases generados, el objetivo respecto a 2006 es reducir un 4% en 2012, un 5% en 2015, y un 6% en 2019.

En el contexto europeo, España es uno de los mayores productores de bolsas de plástico y el tercer país consumidor, con un promedio de 238 empleadas al año por cada español, lo que supone 100.000 toneladas anuales de residuos, de los que la mayoría acaba actualmente en vertederos. Díaz Trillo ha mencionado que éstas representan el 0,4% de los residuos urbanos en España y son muy difíciles de eliminar (la tasa de reciclaje es mucho menor que la de eliminación en vertedero). Además, están hechas a base de petróleo y se estima que en su fabricación se emiten anualmente 440.000 toneladas de dióxido de carbono. Otra de las problemáticas ambientales asociadas es la muerte de unos 100.000 animales marinos al año por ingesta de plásticos en todo el mundo.

La Confederación Empresarial del Comercio de Andalucía colabora con la Consejería de Medio Ambiente en labores de concienciación y uso responsable de las bolsas de plástico y en fomentar buenas prácticas ambientales entre los comerciantes. En este sentido, la Confederación ha alcanzado acuerdos con varios proveedores de bolsas respetuosas con el medio ambiente para integrarse en la central de servicios de la organización y ofrecer este producto a los comerciantes andaluces en condiciones económicas más ventajosas.

Feria cinegética

Tras el acto, el consejero inauguró en Rosal de la Frontera la V edición de la Feria Internacional de la Caza (FICAR 2011), que tiene lugar hasta el 14 de marzo en la localidad onubense. En el transcurso de la inauguración, Díaz Trillo aseguró que la caza practicada en los terrenos forestales de Huelva genera anualmente, 7,5 millones de euros, es decir, el 10,47% del total de beneficios económicos obtenidos gracias a esta actividad en Andalucía, además de unos 5.000 jornales al año.

En relación con el número de licencias cinegéticas, el consejero declaró que las expedidas en esta provincia corresponde al 9,2% de la comunidad andaluza, con 26.660 permisos, y que la superficie de terrenos cinegéticos onubenses equivale al 77,53% de la superficie provincial.