La Diputación eleva las inversiones a 45,4 millones en 2015 con el turismo y el agroalimentario como sectores estratégicos

La Diputación de Málaga ha presentado los presupuestos para 2015, que aumentan las inversiones a 45,4 millones de euros –un 10% superior a la cifra de 2014– con el turismo y el agroalimentario como sectores estratégicos.

El presidente de la institución provincial, Elías Bendodo, ha desgranado las cuentas provinciales acompañado por la vicepresidenta primera y responsable de Economía y Hacienda, María Francisca Caracuel. “Son unos presupuestos ambiciosos, realistas y coherentes con los que aumentamos la inversión y el gasto social al tiempo que reducimos la deuda”, ha recalcado Bendodo.

La promoción turística contará en 2015 con un total de 10 millones, el doble que en 2014. A los 7,5 millones consignados a la sociedad Turismo Málaga-Costa del Sol se suma la apuesta por el turismo interior, a través de la Delegación de Turismo

En esta línea de trabajo se enmarcan proyectos como la Senda Litoral (4 millones), el Caminito del Rey (1 millón para su culminación) y la Gran Senda (500.000 euros), capaces de atraer a 2,5 millones de turistas por sí mismos. “Son proyectos que hacen provincia, que nos hacen más fuertes y competitivos”, ha afirmado el presidente.

Por su parte, el área de Desarrollo Rural, tras el lanzamiento de la marca promocional ‘Sabor a Málaga’, mantiene su presupuesto y llegará a 1,2 millones, una cifra tres veces superior a la del ejercicio de 2013. Son ya casi 200 los productores, establecimientos y profesionales adheridos a esta iniciativa.

En total, la Diputación destinará 11,2 millones para potenciar estas dos líneas estratégicas para el futuro de la provincia, el sector turístico y el agroalimentario.

Vertebración de la provincia y gasto social

Otras inversiones importantes planificadas por la Diputación de Málaga en 2015 son el plan de carreteras (10 millones), la pavimentación de vías urbanas y el cuidado del patrimonio (17 millones), cientos de actuaciones de concertación (22 millones), la culminación del vaso de Valsequillo (876.000 euros) o el plan de empleo rural AEPSA (7,3 millones).

El Plan de Asistencia y Cooperación 2015 contará con 35 millones de euros, destinados en exclusiva para los municipios con menos de 25.000 habitantes. De esta cantidad, 8 millones serán transferencias incondicionadas para sanear los ayuntamientos y se distribuirán con criterios de población, 22 millones para inversiones y 5 para asistencias técnicas. 

El gasto social asciende a 31,5 millones de euros y contempla, entre otras medidas, ayudas a familias en riesgo de exclusión, servicios sociales comunitarios, becas para universitarios en empresas, ayudas para el transporte escolar, apoyo al emprendimiento, centros de atención especializada, igualdad y juventud. El presupuesto muestra su compromiso con las políticas de igualdad y participación ciudadana, que aumentan un 12% respecto a 2014.

Institución viable

La Diputación de Málaga prevé en 2015 un ahorro bruto (la diferencia entre gastos corrientes e ingresos corrientes) de 60 millones, que sirve para financiar inversiones, y un superávit de 30 millones.

 

Bendodo ha apuntado que en 2015 se pagarán 30 millones de euros al sector financiero y ha aclarado que son deudas contraídas por anteriores gobiernos, “pues este equipo no ha pedido ni un euro a los bancos”. “Esta cantidad supone el 14% del presupuesto y es dinero que podríamos haber destinado a inversiones en la provincia”, ha lamentado.

El presidente ha agradecido el esfuerzo de los trabajadores de la Diputación, que ha permitido reducir el gasto de personal un 15% sobre el dato de 2011. Ahora representa el 30,5% del presupuesto total. Además, ha afirmado que este año se pagará el 25% de la paga extra en enero de 2012.

 

Grandes cifras

El presupuesto de la Diputación alcanzará los 219,1 millones de euros, una cifra similar a la del presente ejercicio (218,8). El presupuesto agregado, que incluye el Patronato de Recaudación Provincial (37 millones), la nueva empresa de Turismo (7,5 millones) y los consorcios de Agua, Residuos, Bomberos, Archidona y Montes Alta Axarquía (36,4 millones), asciende a 280 millones.

Estos consorcios han sido agregados este año por decisión del Ministerio de Hacienda y Administraciones Públicas. Sin contar con ellos, el presupuesto consolidado sería de 256 millones de euros, una cifra muy parecida a la de 2014.

 

Presupuestos desglosados por áreas:

Presidencia: 11 millones

Economía y Servicios: 119 millones

Servicios Generales y Centro Cívico: 3,1

Servicios Intermunicipales: 4,9

Economía y Hacienda: 45,1

Recursos Humanos y Servicios Generales: 66,1

Ciudadanía: 47,3 millones

Derechos Sociales: 29,3

Centros de Atención Especializada: 1,1

Igualdad y Participación ciudadana: 484.400 euros

Turismo y Promoción del Territorio: 2,6

Educación y Juventud: 623.063 euros

Cultura y Deportes: 3,3

Desarrollo Económico-Rural: 9,8

Modernización Local: 45,7 millones

Fomento y Atención al Municipio y Arquitectura: 19,7

Modernización local (Nuevas Tecnologías): 17,3

Medio Ambiente y Sostenibilidad: 4,7

 

TOTAL: 219,1 millones de euros (275.836 euros más que en 2014, un 0,1% más).