El Gobierno andaluz aprueba una reorganización general de la Administración autonómica

El Consejo de Gobierno ha aprobado los decretos de reestructuración de 14 consejerías de la Junta de Andalucía, así como del Servicio Andaluz de Empleo (SAE), el Servicio Andaluz de Salud (SAS) y la Agencia Andaluza del Agua. Entre otras modificaciones, estas normas recogen la supresión neta de un total de 15 órganos directivos (14 direcciones generales y una secretaría general).

La reorganización acordada incluye también transferencias de competencias entre varias consejerías, dirigidas especialmente a mejorar la respuesta de la Administración autonómica a la actual situación de crisis económica.

Como principales novedades en el área económica, la Consejería de Empleo se hace cargo de las políticas de promoción del trabajo autónomo, hasta ahora en Innovación, Ciencia y Empresa, que sigue manteniendo el resto de sus funciones de apoyo a los emprendedores. Empleo asume la Dirección General de Coordinación de Políticas Migratorias, anteriormente en Gobernación, departamento que también cede la Dirección General de Consumo a la Consejería de Salud.

Economía y Hacienda, por su parte, recibe las competencias de política informática de la Administración autonómica en los ámbitos económico, financiero y de contratación administrativa, procedentes de Innovación, Ciencia y Empresa. Esta consejería seguirá gestionando el resto de las atribuciones en Administración electrónica y en tecnologías de la información y las comunicaciones. Además, incorpora a su organigrama el Comité Andaluz para la Sociedad del Conocimiento.

Las restantes consejerías mantienen sus competencias anteriores, aunque con supresiones y fusiones generalizadas de centros directivos.