Boris: “Para ganarle al Malagueño tenemos que hacerlo todo perfecto”

La U.D. San Pedro quiere resarcirse de los últimos resultados y enmendar el empate en casa ante el Huétor Vega y la derrota con el Antequera, aunque no será un partido fácil el que los rojinegros afronten en la próxima jornada. El domingo a las 12:00 horas los sampedreños reciben al líder de la categoría, el Atlético Malagueño, conjunto al que “para ganarle tenemos que hacerlo todo perfecto”, tal y como apuntó el entrenador de la U.D. San Pedro, Boris Gambero, quien volverá al banquillo después de cumplir sus dos partidos de sanción.

El técnico tuvo que vivir desde la grada los enfrentamientos ante Huétor Vega y Antequera, dos partidos muy sufridos en los que Boris reconoce que lo pasó “muy mal, desde arriba no puedo ayudar como me gustaría”, y por lo que el técnico está “deseando pisar el banquillo y ayudar a los jugadores”.

Y no puede haber mejor regreso que ante el líder de la categoría, “hay muchas ganas de afrontar un partido como este, ante el filial del Málaga. Un equipo que está intratable, lleva una media de tres goles por partidos y con unos chavales que están a un nivel muy alto, pero nosotros esperamos competir y sumar”, apuntó el míster.

Frente a la media del Malagueño está el de los rojinegros, equipo menos goleado del grupo en su campo, “la media nuestra es muy baja en casa, el Huétor Vega en ocho minutos nos hizo dos goles, en el fútbol no se sabe nunca pero está claro que intentaremos jugar para ganar y dedicarle esta victoria a la afición”.

Para Boris se trata de un rival que “tiene todas las líneas muy fuertes; por nombres todos son buenos y hay que tenerlos muy atados en corto y sobretodo intentar hacerles un partido difícil, no dejarlos jugar y que no estén cómodos”. El técnico sampedreño se prepara además para la posible visita del marbellí Ontiveros y reconoce que “me gustaría que viniese, queremos competir contra los mejores y es un jugador que está a un gran nivel”.

Pese a las palabras del técnico hacia su rival, Boris reconoce que entre los suyos “no hay miedo al Malagueño”, “siempre hay respeto a todo rival pero miedo nunca”, añadió. Boris tampoco olvida el partido de ida, en el que los rojinegros cayeron derrotados por 4-0, un resultado que calificó como “bastante doloroso”.

“Estuvimos bien en los primeros veinte minutos, pero luego tanto física, como técnica y tácticamente ellos fueron mejores y fuimos batidos en casi todas las líneas, esperamos cambiar esa imagen que dimos en Málaga y sacar algo positivo”.

En definitiva un partido con muchos alicientes y de esos de los que gusta disfrutar a todos los amantes del fútbol y para el que se espera que la afición sampedreña responsa y vaya a apoyar al Municipal a los rojinegros.